El otro día fui al preestreno de American Assassin o Asesino: misión venganza, según el país.

Dirigida por Michael Cuesta, conocido por dirigir capítulos y temporadas completas de series como True Blood, Dexter o A dos metros bajo tierra.

No sé cómo dar las gracias a Birdman por haber recuperado a Michael Keaton. Este hombre me transmite una pasada.

El protagonista Dylan O´Brian es conocido sobretodo por películas de la trilogía El corredor del laberinto. Sinceramente no me gustó ni siquiera la primera película asi que no tengo  muchos referentes sobre este actor.

En este film lleva un papel más maduro y de fuerte personalidad. En muchos momentos no me encajaba el perfil del personaje en el papel. Ya sea por su rostro aniñado o por parecer poco apto para un personaje así. Pero lo cierto es que más adelante lo comprendí. Y es el perfil ideal pues su personaje quiere ser integrado en la CIA pero él no había sido instruido para tal. Por tanto, en el fondo cuadra más que a ratos no lo veamos acorde, es más realista.

Interpreta a Mitch, un chico que solo tiene en la vida a su prometida y al poco de empezar el fin ella muere en un ataque terrorista. Año y medio después él no se ha recuperado ni piensa hacerlo. Se ha tomado su vida como venganza y lleva entrenando todo este tiempo para poder vengar la muerte de su prometida.

Aquí es cuando una subdirectora de la CIA, que lleva meses espiándolo, decide intervenir en una operación suicida en la que el propio Mitch se había metido.

La subdirectora, Irene no lo tendrá fácil para mantener a Mitch en la CIA a causa de su falta de disciplina. Ella sabe que él tiene algo especial. Es lo típico que hemos visto en Nikita o en Asesina. Perfiles tan agotados que sólo valen para una única cosa: matar.

Mitch será entrenado por Stan (Michael Keaton), el cual no se lo pondrá fácil. Mitch da mucho de sí e impresiona en muchos momentos. Su venganza le nubla la mente y su sentido de supervivencia. Es una bomba de relojería.

Lo introducirán en una misión de alta prioridad en la que Stan volverá a encontrarse con su mejor exalumno y en donde el papel de Mitch será crucial a pesar de sus faltas de disciplina.

 
Comparte!
Share