Primero os voy a contar la historia pues me tuve que documentar para poder explicarlo mejor.

Si hacemos un resumen rápido, Barry Seal era un piloto comercial que pasó a trabajar para la CIA,  traficando con drogas y armas, estuvo asociado al Cartel de Medellín y, finalmente, fue informante de la DEA, como alternativa a su entrada en la cárcel, para aportar pruebas contra sus exsocios colombianos. Seal fue asesinado el 19 de febrero de 1986 al ser delatado.

El film cuenta la historia real de este ex piloto que se puso al frente del Irangate. Fue una de las operaciones encubiertas de la CIA más importantes en la historia de los EEUU y casi provoca la caída del gobierno de Reagan. El Irangate, entre otras actividades, financió el movimiento Contra de Nicaragüa (movimiento armado creado y financiado por EEUU para atacar al gobierno sandinista de Nicaragua, durante la Revolución nicaragüense). La Contra era una guerrilla apoyada por el gobierno de Reagan que atacó al gobierno sandinista de Nicaragua.

Seal había llegado a los oídos del cartel de Pablo Escobar dada su fama por volar tan estratégicamente. En la primera escena ya se ve las locuras que hace pilotando. No olvidemos que era un buen piloto. El cartel quería introducir droga en EEUU y ésta fue una buena alternativa. Así Seal compaginaba el trabajo de la CIA con el del cartel. Hasta que la cosa se empezó a desmadrar, con tanto dinero que ya ni podía blanquear y la DEA lo arrestó y convirtió en informante para capturar a los narcotraficantes. Finalmente, Se logró capturar a varios miembros del cartel de Medellín pero Seal fue delatado, lo que terminó causando su asesinato.

CIA, Gobierno de Reagan, DEA y Cartel de Medellín… Seal se veía envuelto en la pescadilla que se muerde la cola. Se había metido en el ojo del huracán sin vuelta atrás. Todos lo quería arrestar pero también cooperar con él, dado sus contactos.

La historia, sin duda, está llevada a la gran pantalla de una forma bastante buena. Un poco lenta, no lo negaré pero con tantos intereses de un lado y otro había que dar su tiempo a cada historia. Y es que Seal, jugaba literalmente a 3 bandas. El personaje me resulta bastante inocente pero sabiendo que él mismo se considera impulsivo, se pueden entender ciertas actitudes y decisiones. Lo malo, es que Seal tenía mujer e hijos.

 

Ahora pasamos a la parte interesante.

La historia en sí es buena para ser narrada audiovisualmente. Sin embargo, resulta bastante aburrida y lenta. Primero por las expectativas que generaron con el tráiler. Yo misma pensaba que era todo acción y prácticamente lo único que se ve es lo que aparece en el tráiler.

En cuanto al montaje, a pesar de que se lo han currado con imágenes de archivo, creo que si hubiera sido editada de una forma más ágil y con ritmo acorde con unos buenos clásicos musicales rendiría más. Claro que puedo estar cayendo en un tópico pero por eso films de Guy Richie o de Soderbergh funcionan tan bien. La cosa va en gustos.

Un aspecto que me descolocó un poco es el tratamiento de la fotografía. El porqué en unas escenas se aprecia una desaturación del color, sobretodo en escenas con Pablo Escobar, y en otras no. No logré captar un sentido, supongo que habría que verla de nuevo.

Casi todos los planos son cámara en hombro. Puede que para dar sensación de más acción, de continuidad pero cuando se abusa de esta técnica me ocurre como con el 3D: Me mareo.

 

 

 
Comparte!
Share