Nueva cancelación de Netflix. Esta vez la segunda temporada de Girlboss no saldrá a la luz.

Sí chicos, justo cuando me disponía a comentaros lo que me pareció la primera temporada de Girlboss, me encuentro con esa información. Sinceramente pudiera ser complicado superar la primera pero, ¿cancelarla? Hay varias teorías respecto a la causa pero primero os voy a hablar de ella pues esa era mi intención.

 

 

Britt Robertson es la encargada de protagonizar la serie con el papel de Sophia Amoruso. Es una temporada que se lleva bastante bien, es decir, compatible perfectamente viendo otras series pues la duración media de cada capítulo no llegaba a la media hora. Además apenas son 13 capítulos. ​

Es una historia basada en hechos reales, algo que hasta ahora desconocía. Sophia es una joven de 21 años que no lleva bien el estilo laboral de la sociedad. Pierde trabajos dado su fuerte carácter y empieza a luchar por lo que ama para poder ganarse la vida con ello, lo cual no consideraría una falta de tiempo ni un sufrimiento. Nada ni nadie la parará en su objetivo de crear una tienda online de ropa Vintage modelada a su gusto.

Paralelamente su vida familiar está bastante destrozada. Su madre la había abandonado cuando ella era pequeña y la relación con su padre es pésima pues él no confía en ella ni la toma en serio. En uno de los tantos líos en los que se mete, en su camino por sobrevivir sin un duro, conoce a la que será su mejor amiga y compañera.

 

 

 

Desde un punto de vista emprendedor, podemos decir que es muy buena serie. Muestra lo complicado que es conseguir las cosas por uno mismo y desde cero. Aunque en su caso tuvo suerte. Todo desde el punto de vista de ser una mujer con un carácter muy difícil de llevar. Esto fue lo que hizo que no me sorprendiese que entre las productoras ejecutivas se encontrase Charlize Theron. Actriz que ha interpretado potentes y duros personajes femeninos.

Causas de la cancelación.

La auténtica Sophia Amoruso consiguió que su web de moda triunfase de tal forma que ella llegó a estar en la lista Forbes. Pero hace casi un año la empresa, Nasty Gal, se vino abajo.

  • Hay que tener en cuenta que Amoruso fue acusada de abuso laboral, despidiendo a sus trabajoras cuando se quedaban embarazadas, entre otras causas.
  • Las críticas de la serie apenas superaban el 5 de media.
  • Se desconoce si tuvo éxito en la plataforma Netflix, algo que sin duda no me creo. Pues Netflix sabe muy bien cuando se reproduce cada producto audiovisual.

Realmente lo único bueno, fueron las críticas hacia la actriz Britt Robertson. Ya sería el colmo de los colmos, con lo que se lo curró la chiquilla que también tirasen por tierra su trabajo.

 

La empresaria comentó que el personaje le parecía una caricatura de si misma. Y aquí discrepo un poco. Creo que esta mujer ha sido una tirana en su vida profesional y tiene miedo a que eso se guionize. Pero bueno…quién le va a llevar la contraria pues Netflix ha dicho sí a la orden de cancelación de Girlboss. Es una pena porque una serie que da poder empresarial a la figura de la mujer siempre debería tener lugar en la pequeña, mediana y gran pantalla.

 

 

 

 

 
Comparte!
Share