Hola a todos. Esta semana es la semana de los tratamientos. Y mal no me viene porque ya empiezo con las alergias. Es lo que tiene la primavera. Me he comprado unas mascarillas en Sephora que nunca probé y una crema que siempre usaba mi madre para las pestañas.

mascarillas Sephora

Ante todo, perdonar por la mala fotografía pero tengo un dolor de muelas que no puedo…

Debo decir que es la primera vez que me lanzo a probar mascarillas. Y estaba un tanto temerosa, al ver reviews de youtubers sobre algunas mascarillas, sobretodo chinas.

Mi piel siempre fue muy delicada e intento cuidarla al máximo. Por eso he decido tirarme a la piscina con estas mascarillas. Sobretodo la de labios, esa es la que más me interesa pues respiro por la boca y siempre tengo que tener a mano un labial hidratante.

Antes de poder probarlas, me llegó una sorpresita al buzón. Como pronto es mi cumpleaños Sephora me regala dos mascarillas más. Así que podré hacer una review bastante completita.

Por ahora deciros que las que me compré las utilizaré antes de irme a la cama.

Me han aconsejado que la de labios, la aplique antes de irme a la cama y deje los restos para una mayor acción. Ahora que me estoy metiendo en la web de Sephora para poneros información sin riesgo a equívoco, me doy cuenta de que salen 50 céntimos más baratas por la web…

La mascarilla para labios se supone que repara. Os dejo el enlace directo. Según la web, hay una de Rosa pero en tienda estaba disponible la de Karité. Veremos qué tal.

La otra que he comprado es para cara es de aguacate y en la web está a casi 4 €. No entiendo nada. En tienda todas cuestan 3€, salvo que me haya caído algo en la cabeza…

En fin. Por lo menos ya sabemos algo bueno. Las de labios mejor comprarlas online, las de rostro, en tienda.

 

Ahora pasando a cremas.

abeñúla

Esta crema de Abeñúla la recuerdo desde pequeña. Mi madre siempre la usaba para las pestañas pero al parecer vale, o ahora su función además es, la de colorear párpados y pestañas y desmaquillar. Un 3×1 en toda regla.

Se supone que si compras la de color blanco puedes usarla como tratamiento y desmaquillante. No me he querido arriesgar a comprar de colores, por si las moscas pues recuerdo que es bastante cremosa.

Todo esto ha sido porque soy una bruta literal y me froto los ojos como una niña pequeña. Siempre he tenido las pestañas muy largas, en abundancia y curvadas. Pues bien, ahora parece que tengo dos viseras.

Buff, me pongo de mala leche con sólo pensarlo. Y es que, me negaba a usar más máscara de pestañas porque siempre que me desmaquillaba se me caían varias.

Ahora he comprado el famoso Rimmel que se quita con agua caliente. Pero no consigo tenerlas a mi gusto. Espero que con este tratamiento vuelvan a “engordar”…

Me despido y cuando pruebe todas las mascarillas, que son cuatro, haré una review de cada una de ellas.

Un besazo a todoss!!!

(Visited 26 times, 1 visits today)
Comparte!
Share